Diseño y decoración de oficina

En la actualidad, la arquitectura y el diseño juegan un papel fundamental en el bienestar y la felicidad de las personas. Diariamente nuestros sentidos se encuentran expuestos a la conformación del espacio construido, y es allí donde influye en el comportamiento de las personas, produciendo sensaciones de bienestar o por el contrario de ansiedad.
Cada día más personas desean poner algo de su esencia a su lugar de trabajo para sentirse más cómodas, permitiéndoles tener un mejor desempeño, teniendo presente que en las oficinas es donde pasamos la mayoría del día y se convierten en nuestro segundo hogar.
Te presentamos cinco tendencias en diseño y decoración para que tu oficina y tus colaboradores se sientan a gusto en su sitio de trabajo:

1.-La iluminación
La iluminación natural mejora la productividad, la memoria y la concentración en los espacios de trabajo. Así mismo los empleados que más luz reciben (sobre todo en la mañana), tiene un efecto positivo sobre el estado de ánimo, el estado de alerta y el metabolismo. La luz natural también impregna el espacio de calma lo que estimula la sensación de bienestar.

2.-El color
La selección de los colores en los espacios de trabajo impacta directamente en el comportamiento de las personas, en las decisiones que toman y en las emociones, de manera positiva o negativa, resultan muy beneficiosos en las oficinas ya que se asocian con que fomentan el bienestar, alivian el estrés y estimula la atención y la concentración en la ejecución de tareas que requieren esfuerzo mental.

3.-EL ruido
A través de la altura de los techos y el uso de paneles acústicos en la oficina se pueden generar zonas para hablar por teléfono o concentrarse de manera individual, lo ideal es contar con un espacio que ofrezca diferentes tonalidades acústicas que le brinden dinamismo al espacio y evitar espacios demasiados silenciosos o estruendosos que pueden generar sensación de estrés o ansiedad.

4.-La temperatura
La temperatura afecta procesos como la percepción y la memoria, también puede modificar nuestras emociones. La temperatura ideal en los espacios de trabajo, se encuentra entre los 20ºC y 23ºC aproximadamente. Estudios recientes informan que en el las mujeres particularmente resultan ser más productivas en entornos laborales con temperaturas cálidas.

5.- Flexibilidad de los espacios
El trabajo que hacemos ha cambiado y también lo ha hecho la estructura de la oficina. Los antiguos espacios de trabajo con cubículos han sido reemplazados en la actualidad por espacios más abiertos y adaptables a diferentes dinámicas, que fomentan el trabajo colaborativo y la conexión entre las personas. Logrando de esta forma una reducción del nivel de estrés de los empleados e incrementando notablemente su creatividad.