Es el momento de la renovación

Renovar es una forma de revitalizarnos, es proyectar el cambio interno que cada uno busca en su día a día, renovar es transformar, así que, ¿por qué no renovar los espacios de nuestro hogar?
Nuestro hogar siempre debe proporcionar nuestra calidad de vida, es la base y el día a día de nuestra familia, por lo tanto, garantizar que nuestros espacios sean funcionales es de vital importancia, renovar nuestros espacios requiere no solo atención, intención y tiempo para alcanzar los objetivos, sino que también requiere de una planeación, tal como si fuéramos a realizar un cambio en nuestro interior. Planear cómo mejorar nuestros hábitos, crear rutinas y seguirlas.

Es por esto que sabemos que las pequeñas cosas marcarán grandes diferencias, como cambiar esa cortina que llevas viendo muchos años, cambiar la vajilla o detalles simples, esto les darán un nuevo aire a tus espacios porque son los elementos de decoración más efectivos para generar renovaciones notorias.
Te traemos 5 tips o ideas que necesitas tener en cuenta a la hora de cambiar la decoración de un espacio al alcance de cualquier bolsillo que cambiará la cara de tu hogar, dándole un toque personal y contemporáneo y con CASALINDA cambiamos el panorama a tu ambiente:

Sácale partido a la luz:
Es sorprendente cómo unos pequeños ajustes en la iluminación pueden cambiar radicalmente cualquier espacio. Por eso, te recomiendo despejar las ventanas para que la luz entre ampliamente de manera natural. Podrías, considerar cambiar las cortinas por velos ligeros, si aún no es suficiente y los espacios siguen oscuros, revisa cómo puedes mejorar la iluminación de manera artificial, ubicando algunas lámparas o bombillos más potentes, que aclaren los ambientes.

Ten solo lo necesario:

Muchas veces las casas carecen de estilo, simplemente, porque están atiborradas de cosas que realmente no necesitamos y que no aportan en ningún sentido a la decoración de casas. Nuestro consejo es revisar ambiente por ambiente, teniendo en cuenta nuestras necesidades y las funciones de los espacios, y prescindir de todo aquello que no encaje a nivel estético o que no sea realmente útil. Si tienes ideas para decorar la casa, este es el momento de aplicarlas. Esta “limpieza general” no solo despejará el espacio, sino que además nos permitirá descubrir cuál es la línea decorativa que queremos conservar y trabajar.

Cuidado con el color:

El color puede ser nuestro aliado o nuestro principal enemigo. Por eso, es indispensable manejarlo con cuidado. Si eres de los que no se imagina su casa sin unos buenos trazos de color, algunas buenas ideas para decorar la casa consisten en escoger máximo dos tonalidades que se complementen o que contrasten o con papel colgadura en algunas paredes principales. Así podrás tener el color que necesitas en ambientes armónicos y dinámicos, con mesura y sin exagerar.

Si por el contrario no te sientes capaz de darle tanto protagonismo al color, lo mejor será escoger colores neutros en muebles y cortinas, agregando toques de color en los cojines y accesorios de decoración para contrarrestar lo aburrido de los tonos claros. Esto nos permitirá cambiar de estilo, simplemente renovando el color de los accesorios.

Pequeños detalles, que hacen la diferencia:

La mejor manera de darle un toque distinto a tu decoración hogar es pensando en los detalles. Y cuando hablamos de detalles nos referimos puntualmente a todas aquellas cosas pequeñas que complementan en grande los ambientes: grifería, pomos, manijas, espejos, tapetes, cojines. Tómate el tiempo para identificar que accesorios quisieras intervenir para la decoración de casas y da rienda suelta a tu imaginación. El resultado será maravilloso.

Saca partido de lo natural y lo antiguo:

Por otra parte, no es un secreto que lo vintage -antiguo- está de moda. Aprovechar esta tendencia es una excelente oportunidad para darle a tu casa un toque diferente e interesante con una silla, mesa o sofá, que le aportará un toque elegante y contemporáneo a tu decoración. También puedes comprar objetos sencillos para la decoración de casas, como un marco para fotos, postales antiguas o hasta lámparas.